Escoge tu cámara ideal para hacer deporte al aire libre

Si te gusta el deporte de aventura, seguramente te habrás sentido decepcionado más de una vez por no poder transmitir tus sensaciones y compartir tus experiencias con propiedad. Como tú ahora, millones de aventureros de todos los rincones del mundo debieron perfeccionar sus dotes para la narración con el fin de que sus memorias fueran conocidas y sus recuerdos permanecieran para siempre.

 

Pero eso fue antes de la existencia de las cámaras deportivas. Gracias a ellas, hoy en día puedes grabar tus increíbles hazañas y revivir tus emociones una y otra vez.

 

La única pregunta que queda es: ¿cuál es la cámara perfecta para mí? Aquí tienes una lista de las características a las que debes prestar atención cuando vayas a comprar tu cámara de deportes al aire libre:

 

  • Calidad de grabación: si quieres que tus imágenes se vean lo mejor posible, deberás atender a la apertura máxima del objetivo (se mide con el número f y cuanto mejor sea éste tus imágenes resultarán más luminosas) y los fotogramas por segundo (fps – cuanto más alto sea este número, mejor capturarás las acciones rápidas).
  • Estabilizadores integrados: posiblemente esto sea difícil de comprobar sin tener la cámara en tu mano. Para asegurarte de que la cámara que quieres obtiene buenos resultados en estabilidad de imagen, prueba a buscar vídeos de uso real tu modelo. Ten en cuenta que un estabilizador óptico suele ser mejor que uno digital.
  • Autonomía de la batería: muchos fabricantes aseguran una autonomía de sus baterías de al menos tres horas; sin embargo, esta duración óptima puede verse reducida en función de la calidad de la imagen y las funciones activadas, como el wifi. Busca además una cámara que pueda cargarse en cualquier lugar, con cualquier tipo de cargador: nada de cables extraños.
  • Tamaño y peso: busca una cámara compacta y ligera, pero resistente. Consigue una cámara con caja estanca para convertirla en weatherproof o waterproof y que esté protegida tanto para las inclemencias del tiempo como para los accidentes con agua. Para comprobar la estanqueidad de dicha carcasa, mete un trozo de papel dentro de la misma y sumérgela durante media hora en un cubo con agua. Cuando la saques (y la seques debidamente), extrae el papel de dentro: debería estar completamente seco.
  • Accesorios: es imprescindible que tu cámara se ajuste bien a tu casco, bicicleta o moto, fundamentalmente para no perderla. Casi todas las cámaras deportivas vienen con un kit para anclarlas a tu casco o manillar de bici, pero acuérdate de consultar si tu cámara es compatible con los accesorios de otras marcas conocidas: puede que necesites repuestos en un futuro.
  • Capacidad de almacenamiento y tarjeta de memoria: las cámaras admitirán un máximo de gigas en su tarjeta de memoria y puede que admitan diferentes tipos de tarjeta. Tenlo presente sobre todo si vas a grabar en altas resoluciones.
  • Conectividad y transferencia de datos: la funcionalidad wifi o Bluetooth te permite controlar tu cámara desde tu Smartphone y transferir vídeos e imágenes a éste. Sin embargo, recuerda siempre que esto gasta batería extra.

 

Sigue estos pequeños consejos para encontrar tu cámara perfecta y disfrutar una y otra vez de tus aventuras en la naturaleza.